cupcake-curso-pastelería

Los cupcakes son el postre perfecto para cada día y para disfrutar en ocasiones especiales, como cumpleaños y aniversarios. Sin embargo, prepararlos no siempre es sencillo. Con el fin de obtener ese toque esponjoso, húmedo y consistente deseado, en El Taller te damos algunos consejos que debes seguir durante el procesos de horneado.

1. Utiliza ingredientes de calidad

Si no utilizas ingredientes de calidad, no lograrás tener un cupcake excepcional. Para esto, debes elegir las mejores marcas de ingredientes en lugar de tomar los de precio más bajo. Esto dará lugar a cupcakes deliciosos que deleitarán a los gustos más exigentes.

2. Bate a baja velocidad

Al batir la masa del cupcake, hazlo con suavidad. Si mezclas demasiado, puedes terminar con una masa muy pesada que te dará un cupcake poco húmedo y esponjoso. En su lugar, mezcla a baja velocidad. Sabrás que la masa está lista cuando tiene una consistencia cremosa. Si está granuloso, continúa mezclando suavemente.

3. Usa una cuchara para helado

Si no hay una cantidad pareja de masa en cada pirotín, los cupcakes no se van a hornear de forma uniforme. En consecuencia, asegúrate de que cada cada pirotín esté lleno con la misma cantidad de masa utilizando una cuchara para helado. De esta forma, no tendrás que medir al ojo y obtendrás cupcakes uniformes y sabrosos en todo momento.

cupcakes-secretos

4. Prende la luz del horno

Puede ser una tentación abrir el horno y ver cuán bien se hornea el cupcake. Sin embargo, esto puede causar que se escape el calor del horno y que afecte el tiempo general de horneado. En su lugar, solo utiliza la luz del horno para verificar el estado de tu rico postre.

5. Asegúrate de no sobrehornear

Mantener los cupcakes en el horno demasiado tiempo puede dejarlos secos y con una textura quebradiza. Entonces, cuando una receta diga que deben hornearse por 20 o 25 minutos, debes ser muy cuidadoso y revisar los cupcakes luego ese lapso. Además, utiliza un termómetro para garantizar que la temperatura sea la correcta. Recuerda que incluso si retiras los cupcakes del horno en el momento correcto, continuarán horneándose en el molde. En consecuencia, deja que se enfríen por algunos minutos. Luego, transfiere cada uno en una rejilla de metal.

6. Cúbrelos con glaseado

Finalmente, durante el proceso de glaseado, asegúrate de cubrir toda la parte superior de los cupcakes. Esto ayuda a sellar la humedad y evitar que se seque demasiado.

Con el curso de pastelería de El Taller podrás aprender a elegir los ingredientes adecuados y otros secretos para lograr cupcakes perfectos. Si tienes alguna consulta, comunícate con nosotros a [email protected].